Esta joya fue elaborada 100% a mano por un orfebre Momposino, con delgados hilos de plata y
oro (Ley 950, pureza del metal) que se fueron tejiendo uno tras otro, hasta convertirse en esta
exclusiva pieza.